Declaración Red Latinoamericana de Investigadores Estado de Derecho y Derechos Sociales

Expresamos nuestra preocupación ante la crisis instalada en el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos en razón de la decisión adoptada por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos de no secundar la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el sentido de renovar el mandato del Sr. Paulo Abrao, quien se ha desempeñado como secretario ejecutivo de la Comisión, por más de cuatro años.

Recalcamos la importancia capital de la independencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y que esta sea garantizada por todos los actores relevantes y partes interesadas en su trabajo de defensa de los derechos humanos. Esta autonomía de la Comisión no sólo es relevante al interior del órgano mismo, sino, aun más importante, de cara a los justiciables interamericanos, quienes deben creer en la transparencia e independencia de la labor de la Comisión, en cumplimiento del principio de confianza legítima.

Hacemos un llamado para que se busque una solución al impasse, sobre la base de la transparencia, responsabilidad, rendición de cuentas, acceso a la justicia, tutela judicial efectiva y la protección de las víctimas, y que, de ningún modo, se perjudiquen ni comprometan las actividades de la Comisión en el cumplimiento de su misión y en la atención debida a las víctimas de violaciones a sus derechos humanos, y siempre preservando la autonomía e independencia conferidas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por los instrumentos respectivos y por la práctica constante de la Organización de Estados Americanos.

Reiteramos que la Comisión ha jugado un papel crucial en el desarrollo histórico de los derechos humanos en la región. Fue clave para enfrentar las denuncias ante las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por las dictaduras latinoamericanas y ha sido crucial para empujar un enfoque de derechos humanos en las políticas públicas desarrolladas por los Estados de la región. Durante la pandemia generada por el COVID 19, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, desde el primer momento, ha desempeñado un papel relevante adoptando resoluciones que reiteran los estándares mínimos interamericanos en derechos humanos, especialmente, en el ámbito del derecho a la salud, el derecho al trabajo, el derecho al agua, el derecho a una alimentación adecuada, entre otros.

Instamos a todos los actores involucrados y partes interesadas en el proceso de renovación del mandato mencionado, al diálogo razonado, serio y transparente, con el fin de llegar a un consenso, respetando en todo caso el principio de autonomía e independencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Suscriben esta Declaración:

  • 1. Gonzalo Aguilar, professor Universidad de Talca, Chile.
  • 2. Jorge Benavides, profesor UTE, Ecuador.
  • 3. Silvia Bertazzo, Uandes, Chile.
  • 4. Luiz Conci, profesor de la Pontificia Católica de São Paulo, Brasil.
  • 5. Diana Espino, Directora del Laboratoria de Transformación Jurídica y Gobernanza, Universidad Regiomontana, México.
  • 6. Gustavo Ferreira Santos, Universidad Católica de Pernambuco, Brasil.
  • 7. Melina Girardi Fachin, profesora de la Universidad Federal de Paraná, Brasil.
  • 8. Estefânia Maria de Queiroz Barboza, profesora Universidad Federal de Paraná, Brasil.
  • 9. Mag. Dra. Miriam Mora, docente Derecho Constitucional, Universidad de la República, Uruguay.
  • 10. Glauco Salomao Leite, Universidad Católica de Pernambuco y Universidad Federal de Paraíba, Brasil.
  • 11. Ana Claudia Santano, profesora/Investigadora Centro Universitario autónomo de Brasil. 12. Pietro Sferraza, Unab, Chile.
  • 13. Marcia Cristina de Souza Alvim, profesora Pontificia Universidad Católica de São Paulo, Brasil.
  • 14. Hugo Tórtora, profesor Universidad de Valparaíso, Chile.

4 de septiembre de 2020.-